Salvadoreños intentaron ‘influir directamente’ en elecciones estadounidenses

Share

Después de ser reelegida para su escaño en la Cámara, la representante Norma Torres, D-California, emitió un comunicado de prensa hacer una acusación sorprendente de que el presidente salvadoreño Nayib Bukele participó en la «interferencia electoral extranjera» en su carrera.

Bukele, quien según el gobierno fue Torres quien interfirió en sus asuntos, instó a los residentes del distrito 35 de California a votar en contra de Torres en un twittear el año pasado. En los meses previos a las elecciones intermedias de este año, los legisladores del partido de Bukele respaldaron abiertamente a su oponente en las redes sociales.

“Digamos que no a Norma Torres porque le ha hecho tanto daño a El Salvador”, uno de tantos tuits Lirio.

Torres le dijo a NBC News que los miembros del gobierno de Bukele apoyaron abiertamente a su oponente en mítines y publicaciones en las redes sociales, y dijo que fue acosada en persona y en línea con mensajes de odio y racistas.

El Departamento de Estado considera que esto es un intento de influir en las elecciones.

“A lo largo de nuestro proceso electoral más reciente, hemos notado con preocupación intentos cada vez más directos por parte de algunos salvadoreños de influir directamente en ciertos resultados electorales en Estados Unidos”, dijo un vocero del Departamento de Defensa en un correo electrónico. “Como hemos dicho en repetidas ocasiones, esto es inaceptable, y lo hemos comunicado en repetidas ocasiones directamente al gobierno de El Salvador a través de los canales diplomáticos oficiales.

“La integridad de nuestras elecciones es una parte esencial de nuestros procesos democráticos; la voluntad del pueblo no debe ser socavada por la influencia extranjera”, dijo el portavoz.

Reps.  Norma Torres, D-California,
La representante Norma Torres, demócrata de California, dijo que los miembros del gobierno del presidente salvadoreño Nayib Bukele apoyaron abiertamente a su oponente en mítines y publicaciones en las redes sociales.Tom Williams/CQ Pasar lista a través de archivo AP

Cuando se le preguntó sobre los tuits de los legisladores contra Torres, Milena Mayorga, la embajadora salvadoreña en Estados Unidos, dijo que no podía comentar sobre sus acciones porque representan una rama diferente del gobierno. Pero dijo que fue Torres quien se metió en El Salvador al criticar a Bukele en salvadoreño medios de comunicación en los meses previos a las elecciones legislativas de febrero de 2021 en el país. Torres disputa la acusación.

El partido de Bukele, Nuevas Ideas, o Nuevas Ideas, y sus aliados obtuvieron la mayor mayoría parlamentaria en la historia de El Salvador.

Richard Hasen, expert en droit électoral et professeur à l’UCLA, a déclaré qu’il y avait une différence entre le fait qu’un étranger tente d’influencer le résultat d’une élection et enfreint la loi américaine, ce qui nécessite de gasto de dinero.

“Hay una diferencia técnica. Puedes decir que alguien está interfiriendo con la elección; se puede hablar de injerencia electoral. Creo que es justo decir eso”, dijo. “Pero llamar a algo interferencia electoral no significa que sea una actividad electoral ilegal, lo que requeriría hacer contribuciones de campaña o gastar dinero para promover u oponerse a un candidato a un puesto federal.

El Departamento de Justicia se negó a decir si se violaron las leyes electorales.

La declaración de Torres dijo que estaba «decepcionada con la falta de cumplimiento en nuestro sistema de justicia para hacer frente a la interferencia extranjera», y dijo que estaba «sujeta a numerosas amenazas, mentiras y acoso, tanto en persona como en línea», reiteró en un reciente entrevista.

«El hecho de que la embajadora todavía esté sentada en su residencia aquí en los Estados Unidos y no la hayan expulsado del país, el hecho de que los cónsules generales no hayan sido expulsados ​​de nuestro país, creo que es un ojo -historia de apertura donde está la desconexión”, dijo Torres, quien emigró a los Estados Unidos desde Guatemala cuando tenía 5 años.

Torres, en el cargo desde 2015, ganó con el 57,4% de los votos. Su oponente, el republicano Mike Cargile, obtuvo el 42,6% de los votos, según los resultados electorales de NBC News. Fue la mejor actuación en la historia reciente para un candidato republicano en el distrito, una vez en manos de la representante demócrata Maxine Waters.

El vecindario, que es casi 70% hispano, tiene una gran población mexicoamericana.

Torres preside el Caucus Congresional de América Central, que cofundó durante su primer año en el Congreso.

Bukele, un líder populista millennial, es popular en El Salvador y entre muchas comunidades de la diáspora, pero los críticos dicen que su gobierno tomó medidas autoritarias. Estados Unidos denunció la decisión de la Corte Suprema salvadoreña del año pasado que allanó el camino para que Bukele cumpliera un segundo mandato consecutivo, diciendo que socava la democracia. Grupos de derechos dicen que las autoridades han cometido abusos contra los derechos humanos, que han resultado en arrestos arbitrarios y muertes bajo custodia, luego de una dura represión contra las pandillas luego de un aumento en los asesinatos en marzo.

presidente salvadoreño nayib bukele
El presidente salvadoreño Nayib Bukele y su partido, Nuevas Ideas, o Nuevas Ideas, y sus aliados obtuvieron la mayor mayoría parlamentaria en la historia del país. Casa Presidencial El Salvador vía Getty Images

Mayorga dijo que antes de las elecciones legislativas de El Salvador, Torres difundió información falsa de que Bukele había venido a Washington para reunirse con funcionarios del gobierno. Citando fuentes anónimas, The Associated Press informó en ese momento que el presidente Joe Biden rechazó una solicitud para reunirse con Bukele.

“Nunca pedimos una reunión con la administración de Biden”, dijo Mayorga. En cambio, dijo, Bukele vino a reunirse con el secretario general de la Organización de los Estados Americanos para solicitar observadores electorales antes de las elecciones salvadoreñas.

Mayorga dijo que el gobierno de Bukele no dijo nada en ese momento, pero más recientemente utilizó canales diplomáticos para quejarse de Torres.

Bukele y Torres se encontraron una vez en 2019 cuando ella estaba con una delegación del Congreso visitando El Salvador. La animosidad entre los dos parece haber comenzado después de una disputa en Twitter el año pasado.

Después de que los contrabandistas arrojaron a dos hermanas pequeñas desde un muro de 14 pies en la frontera entre Estados Unidos y México, Torres culpó a los gobiernos de Guatemala, Honduras y El Salvador en un tweeter no hacer lo suficiente para combatir la corrupción y los «narcos».

Ambas chicas eran de Ecuador, no de ninguno de los países mencionados por Torres. Después ida y vuelta entre los dos, Torres llamó a Bukele un dictador «narcisista»y se vengó con un tuit instando a los votantes de su circunscripción a no votar por ella: “Ella no trabaja para ustedes sino para mantener subdesarrollados a todos nuestros países.

Torres dijo que la inundaron de mensajes de odio, incluidas imágenes y videos violentos, y que su esposo fue acosado fuera de su casa, por lo que ella comenzó a tener un arma en su casa el año pasado.

«Esta pistola se mantiene muy cerca de mí cuando estoy en casa», dijo en una entrevista.

Esta no es la primera vez que los políticos latinoamericanos toman partido en las elecciones estadounidenses y viceversa.

“Es la transnacionalización de la política estadounidense”, dijo Eduardo Gamarra, profesor de ciencias políticas en la Universidad Internacional de Florida. «Las elecciones estadounidenses se siguen con gran detalle en todos los países del mundo».

Temas como las remesas y la inmigración son nacionales para Estados Unidos, pero son transnacionales para los salvadoreños, dijo.

En 2020, los senadores colombianos conservadores respaldaron al entonces presidente Donald Trump y a la representante María Elvira Salazar, republicana de Florida, en las redes sociales.

gustavo petroquien ahora es presidente de Colombia, dijo en 2020, cuando era senador, que si pudiera, votaría por Biden.

Los miembros del Congreso también han tomado partido en las elecciones en América Latina. Los congresistas del sur de Florida expresaron su preocupación por el izquierdista Petro cuando se postuló para el cargo, llamándolo un «ladrón» y «terrorista».

Gamarra dijo que a medida que crezcan las comunidades de la diáspora en los Estados Unidos, habrá más intentos de influir en las elecciones aquí.

“Ellos entienden que quienquiera que vaya al Congreso tiene una influencia en la política exterior estadounidense”, dijo. «Creo que la realidad es que veremos mucho en el futuro, especialmente con las grandes comunidades de la diáspora que tienen vínculos con nosotros».

You may also like...